30 de marzo de 2010

Cásate conmigo

Nueve años de relación, de tejemanejes sexuales y trapicheos amorosos llegaron a su fin el día que le  pidió en matrimonio y él le descubrió que se le habían adelantado hacia treinta.

8 comentarios:

  1. Vaya, esas son las cosa que pueden traer ese tipo de relaciones, que vengan con sorpresa incorporada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó. Contundente, rápido, sin digresiones ni nada. Sin más.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  3. tanto esperar trae estas cosas,
    muy bueno

    bstss

    ResponderEliminar
  4. he de admitir que este es bueno. Tiene toda la estructura de un buen microrrelato.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por sus comentarios. José Antonio, sí, sorpresa y mentira incorporada.

    Victor,sin más, todo lo demás lo adivine el lector.

    M.Luísa, Carlos, quizás no lo transmití claramente, la idea es que el estáya casado desde antes de conocerla, evidentetmente ella no lo sabe.

    Gracias Daniel por tu visita y por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Ayyy Isabel, no me hagas hablar de matrimonios, jajajaja. A éstas alturas, con lo bien que se está con los tejemanejes...
    Un petó.

    ResponderEliminar

Tu opinión alimenta mi trabajo