23 de julio de 2013

NADA QUE PERDER (revisado)



Algunos lloran, otros ríen, pero en realidad están todos llorando a su manera:  esta vez,  la inmensa ola que ha sacudido la embarcación no se me ha llevado por delante. 
La vida que me espera al otro lado del estrecho me anima a asirme con más fuerza a la barcaza: yo no lloro, sonrío cada vez que sobrevivo a una embestida. 
Dejé atrás el infierno, morir es lo de menos. Ahí viene otra.

Ilustración "¿Por qué vienen?" de  Juan Luís

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión alimenta mi trabajo